¿Y en África, qué lengua hablas?. Día Internacional de las Lenguas Materna


21/02/2020. Hoy se celebra el Día Internacional de la Lengua Materna  con el objetivo de promover el multilingüismo y la diversidad cultural y evitar la creciente desaparición de estas lenguas. Le hemos pedido a una de nuestras becarias, Océane de Madagascar, que nos de su visión sobre las lenguas en el Continente Africano.

África, un continente no un país. Es el conjunto de 1291 millones de habitantes, repartidos entre 55 naciones con más de 2000 lenguas y dialectos.

Cuando se habla del tercer continente más extenso, tenemos la tendencia de definirlo por un solo país. De hecho, cuando nos encontramos con un africano o una africana, se suele pensar que todos se conocen. Si eres de Gabón, te preguntarán por una persona de Tanzania o Sudáfrica. Como si África fuese pequeño y todos tuviesen el mismo idioma y se hablasen entre ellos.

Por su extensión geográfica, es muy rica cultural, histórica y lingüísticamente, y al mismo tiempo curiosa. Solo con analizar brevemente la parte norte, ya se nota la diversidad. Por ejemplo, el árabe de Libia no es exactamente igual que el de Marruecos o de Egipto, aunque se entiendan entre ellos. En el caso del país más poblado de ese continente, que es Nigeria se hablan más de 300 idiomas (yoruba, igbo, hausa…). ¿A qué es sorprendente?

Cada país tenía su lengua materna, a modo de medio de comunicación, pero también uno de los elementos esenciales de su identidad. No obstante, durante y tras la colonización las lenguas europeas se han implantado dentro de la sociedad (el francés, el inglés, el español o el portugués) y se han convertido en idioma oficial en varias naciones a pesar de su diversidad idiomática increíble en las distintas zonas: el suajili (África oriental), el cusita (Somalia), el amárico (Etiopía), el bantú (Zanzíbar)… Si viajas por África, puedes escuchar una lengua que nunca habías oído hablar antes. Se encuentran más personas bilingües, trilingües y políglotas que en cualquier otro continente (Hipertextual, 2015).

En general, en África el aprendizaje de la lengua materna se hace a nivel familiar mientras que la lengua colonial se estudia en las escuelas y se usa como la mejor herramienta de comunicación entre distintas tribus o regiones del mismo país cuyo intercambio es complejo. Al tener esos datos, surge una pregunta ¿Cómo será el futuro de esas lenguas y dialectos? Si cada familia, tribu o región sigue usando su idioma, el legado continuará. Sin embargo, por los conflictos y guerras actuales, unas tribus están desapareciendo y con ellas toda su riqueza cultural y su lengua. Por lo tanto, en el momento que ya los hablantes no existen, ni hay prueba escrita del idioma, se convierte en lengua extinta no muerta, puesto que nadie puede enseñarla a otras personas ni conservar la herencia lingüística. También, por la mundialización, unas se están perdiendo o mezclando con un idioma europeo. En definitiva, no dominan ni uno ni otro.

Es primordial recordar siempre la importancia y los verdaderos valores de la lengua materna, así como el papel que juega en la educación. Además, nos ayuda a comprender mejor al otro y a abrirnos a los demás. De acuerdo con un dicho malgache “Andrianiko ny teniko, ny an’ny hafa koa feheziko” (Mi lenguaje lo valoro, mientras que el de otro lo hago soberano)

Miharimanjaka Océane

Madagascar

Hace un doctorado sobre “Mundo Hispánico: raíces, desarrollo y proyección” en la Universidad de León, como becaria del programa Learn Africa

 

Friends of the foundation