Secelela Balsidya e hijas. Tanzania


01/04/2020

En esta crónica recogemos, también, los testimonios de la hijas de Secelela. Virgina, 8 años; Petra, 10 años, y Ave-María, 13 años, han querido dejarnos su testimonio. Les damos las gracias por su magnífica aportación.

COVID 19 y el nuevo estilo de vida

Secelelea TanzaniaMe llamo Secelela Balsidya, soy tanzana y he sido beneficiaria de varios programas de la Fundación Mujeres por África desde 2016.

COVID 19, como en muchas partes del mundo, ya ha llamado a las puertas de Tanzania. Según la declaración emitida por la Ministra de Salud, Desarrollo Comunitario, Género, Ancianos y Niños, la Honorable Ummy Mwalimu, se ha hecho el test a un total de 273 personas. De ellas, 260 dieron negativo y 13 casos se confirmaron como pacientes con coronavirus a 26 de marzo de 2020.

Nuestro gobierno ha tomado medidas severas para controlar la situación. Por ejemplo, las escuelas desde el jardín de infancia hasta la universidad, están cerradas durante un mes, las actividades deportivas y muchas otras actividades que implican la reunión de muchas personas están prohibidas.

Para evitar la desinformación y la distorsión sobre la situación la información y los datos oficiales sobre COVID 19 los da únicamente el Ministro de Salud, Desarrollo Comunitario, Género, Tercera Edad y Niñez, el Primer Ministro o, si es necesario, el Presidente de la República.

Nuestro gobierno ha dado instrucciones a la gente para que observe la autocuarentena y sólo salga si es imprescindible. También se nos dice que evitemos los viajes innecesarios.

Como experta en marketing, la pandemia está afectando a mi trabajo porque este implica reuniones de grupos de personas, citas y conversaciones individuales.

Por ahora, trabajo desde casa a través del correo electrónico, teléfono y WhatsApp. Esta forma no es tan efectiva como cuando me reúno con los clientes y presento mis ideas de marketing y productos de forma presencial.

Además, noto que se ralentiza la respuesta de los interlocutores que sigue siendo muy baja. La gente, ahora,  no responde a las actividades empresariales y económicas, puesto que su mente está puesta en la pandemia. Siente temor y está más preocupada de sí misma y de cómo prevenir su contagio que de las cuestiones laborales y empresariales

Debido a que las escuelas están cerradas, estoy haciendo la auto cuarentena con mis hijas.  Hacer frente al coronavirus quedándome en casa me ha ayudado a estar cerca de ellas y, el hecho, de estar juntas día y noche ha aumentado nuestro vínculo.

Aliento a todas las mujeres y a todos los tanzanos a que respeten la cuarentena  y sigan todos los consejos del Gobierno, porque es la mejor manera de protegernos a nosotros mismos y  a los demás. Prevenir es mejor que curar.

En cuanto a las necesidades básicas, para las comidas diarias con mi familia, estoy afectada de alguna manera porque compro en las tiendas cercanas para evitar las largas distancias y la aglomeración de personas en los mercados. Esto provoca que no compre lo que me gustaría, sino lo que está disponible, para ayudarnos a seguir adelante durante este período.

El mejor mecanismo de supervivencia frente a la COVID 19 es lavarse las manos. ¡Esta vez he aprendido a lavarme las manos más que en ningún otro período de mi vida! Me lavo las manos a menudo y, también, el uso de desinfectante ha cambiado mi forma de vida. Es una buena práctica de salud y espero mantener este comportamiento incluso después de que la situación de COVID 19 esté bajo control y el problema haya terminado!

La experiencia de COVID-19

Virginia TanzaniaHola, me llamo Virginia Natalia Kidanka. Tengo 8 años y mi madre es Secelela Balisidya. Estoy en cuarto grado. Nuestra escuela está cerrada debido a la corona (COVID19).

Veo que cerramos la escuela porque el coronavirus es una enfermedad muy peligrosa. Ha matado a mucha gente. No puedo ir a jugar con mis amigos. Sólo puedo quedarme en casa e ir a la iglesia. No se me permite ir a la tienda. Nos quedaremos en casa en cuarentena.

Tenemos que lavarnos las manos cada vez con agua y jabón o desinfectante para mantenernos a salvo.

 

Virus de la Corona (COVID-19)

Petra TanzaniaHola, me llamo Petra Redempta Kidanka, tengo diez años, y aquí está mi experiencia sobre la Corona.

La Corona es la peor enfermedad de la tierra, y esta enfermedad ha afectado a muchas personas y muchas han muerto en China, Italia, España e Irán.

Esta enfermedad es causada por un virus llamado corona y se propaga a través del contacto del cuerpo, especialmente de los ojos, la nariz y la boca. Así que la gente tiene que evitar tocar esas zonas.

La cuarentena significa que los alumnos no van a la escuela. Me encanta la cuarentena. En esta cuarentena he aprendido a lavarme las manos.

No puedo ir a jugar con mis amigos o ir a los lugares de juego que más me gustan porque en esta situación se supone que vamos a lugares innecesarios.

Corona y yo

Ave Maria TanzaniaHola, mi nombre es Ave-Maria Given Kidanka. Tengo 13 años y estoy en noveno grado. Mi escuela está cerrada por culpa del coronavirus.

COVID -19 es causado por un virus llamado corona. CO significa Corona, VI significa Virus y D19 significa el 19 de diciembre cuando la enfermedad comenzó. Esta enfermedad comenzó en China y ahora todo el mundo está afectado.

Personalmente, también me afecta de una manera buena y de una manera mala. La buena es que no tenemos que levantarnos temprano e ir a la escuela y la mala es que tenemos una cuarentena en la que no se nos permite salir, a menos que sea por una muy buena razón.

Tenemos que lavarnos las manos todo el tiempo, no se nos permite dar choques de puños, ni siquiera sacudir las manos.

Por otro lado, estaremos muy atrasados cuando volvamos a la escuela. Estamos perdiendo muchas lecciones, pero creo que los profesores encontrarán una manera de ayudarnos a ponernos al día.

 

 

Amigos de la fundación