Stop Fístula | Tamale

Salud

PAÍS/CIUDAD: Ghana / Tamale

DURACIÓN: 2020 en adelante

En curso

Una vez concluido el proyecto Stop Fístula en Liberia, este proyecto de prevención, tratamiento e inserción social de las víctimas de esta enfermedad se traslada a Tamale, en el norte de Gana. El programa se llevará a cabo en colaboración con el Hospital Universitario de Tamale, y la organización local WILDAF asumirá la coordinación del proyecto en Ghana.

Según estimaciones, en Gana se detectan entre 500 y 1000 nuevos casos de fistula obstétrica cada año, afectando gravemente la salud física, psicológica y sexual de las mujeres que la padecen así como su status económico y social. En un estudio del Servicio de Salud de Ghana (2015) se apunta que el norte es la región con mayor prevalencia del país, si bien es difícil tener datos rigurosos debido a la situación marginal de las mujeres que padecen fistula.

Este proyecto se articula en torno a los siguientes ejes: prevención, tratamiento y reintegración de las pacientes y formación del personal sanitario.

Las medidas para prevenir la fistula incluyen la lucha contra el matrimonio precoz de niñas y jóvenes, mejorar el acceso a servicios de planificación familiar y ofrecer atención médica cualificada a todas las jóvenes y mujeres embarazadas. Las campañas de sensibilización representan un aspecto clave por lo que el proyecto contempla llevar a cabo actividades informativas en las comunidades.

El tratamiento quirúrgico es un elemento central del proyecto y se llevara a cabo mediante el envío periódico de misiones quirúrgicas integradas por profesionales médicos españoles que trabajarán con los especialistas locales. La formación de cirujanos, ginecólogos, enfermeras y matronas locales será igualmente abordada por el proyecto.

No menos importante es la reintegración de las pacientes, ya que la fistula obstétrica provoca una fuerte estigmatización y marginación de las niñas y mujeres que la padecen. Las supervivientes de fistula requieren apoyo tras el tratamiento reparador. Necesitan volver a conectar con sus familias y las comunidades así como con la vida social y laboral para recuperar su dignidad y autoestima. Mujeres por África tiene previsto trabajar con WILDAF y UNFPA ( United Nations Fund for Population Activities) en la reintegración de las pacientes mediante capacitación en distintos oficios y la sensibilización de sus respectivas familias y comunidades.

Las pacientes curadas pueden jugar un papel importante como “embajadoras” en sus respectivas comunidades y así lo reconocen tanto UNFPA como el Plan Regional para combatir la Fistula Obstétrica de ECOWAS.

Amigos de la fundación