Justicia para Salwa es justicia para todos

Madrid, 1 de julio.  En estos días se cumplen cinco años del asesinato de la activista libia Salwa Bugaighis, fundadora de la Plataforma de las Mujeres Libias por la Paz muerta al regresar a su casa tras haber depositado su voto. Un voto con el que ella animaba a todos a luchar por la democracia en Libia. Su asesinato sigue sin ser esclarecido ni castigado.

Salwa, reconocida abogada, fue componente fundadora y asesora del Consejo Nacional de Transición de Libia que gobernó el país tras la revolución de 2011, pero renunció a su cargo después de tres meses de protesta por la ausencia de mujeres en el nuevo gobierno y la falta de una práctica democrática adecuada en el consejo. También se opuso a las medidas que obligaban a llevar el hijab, y sus opiniones la enfrentaron a los extremistas islamistas.

Antes de su asesinato, Bugaighis fue vicepresidenta de una Comisión Nacional de Diálogo, una comisión nombrada por el entonces primer ministro de Libia, Alí Zeydan, cuyo objetivo era salvar la división entre las diferentes facciones de Libia. Fue mentora de muchos activistas de la sociedad civil, especialmente de jóvenes.

En las semanas y meses siguientes al sesinato de Salwa, otras muchas activistas libias por la democracia y los derechos humanos fueron amenazadas y perseguidas. Algunas, como Fariha al-Berkawi and Intisar al-Harisi, también asesinadas. Crímenes igualmente sin castigo.

Por eso, organizaciones como Karama, y en especial su líder y gran amiga y colaboradora de Mujeres por África Hibaaq Osman, llevan desde hace tiempo promoviendo la campaña “Justicia para Salwa es justicia para todos”, con la que quieren combatir la cultura de la impunidad.

La Fundación Mujeres por África rinde homenaje a Salwa Bugaighis en el quinto aniversario de su muerte y se suma a esta campaña cada día más necesaria en un mundo en el que, no sólo en Libia, sino en todo el mundo, las mujeres activistas que luchan por la paz, por la igualdad, por la defensa del medio ambiente, están siendo asesinadas en la más completa impunidad.

Amigos de la fundación