Lo que las africanas reivindicaron el 8 de marzo


El 8-M de este año en el continente africano, por lo general, presenta un cariz más festivo que reivindicativo. Los desfiles, las marchas institucionales y los eventos políticos y de ONG’s marcan la agenda del día. Existe una sobrerrepresentación mediática de mujeres lideresas o en ámbitos de poder, especialmente ministras que se encargan de la cartera de género y primeras damas, en detrimento de la infrarrepresentación que soportan las activistas y asociaciones de mujeres. Al mismo tiempo, se distingue una mediación internacional de organismos como la ONU en la celebración del Día Internacional de la Mujer en África, lo que inconscientemente fomenta la visión paternalista que tiene el mundo occidental del continente.

La nueva presidenta de Etiopía, Sahle-Work Zewde, asegura que las mujeres en África cada vez más desafían las normas tradicionales y reclaman posiciones de poder e influencia en el ámbito público. Zewde cree que para permitir que las mujeres se conviertan en líderes hay que redistribuir el poder y asegurar la igualdad salarial en el trabajo, puesto que la zona de África Subsahariana es la que presenta una mayor brecha en este ámbito. La situación sigue siendo más compleja para las mujeres del continente, a pesar de los importantes avances en derechos humanos que se consiguen, puesto que según datos del Banco Mundial gozan solo de tres cuartos de los derechos económicos de los hombres.

Algunos de los avances que más destacan en el continente se encuentran en la educación, la salud y los sistemas económicos y políticos. Una evolución positiva en la paridad que se refleja en el Índice de la Brecha Global de Género de 2018, que muestra que, en la última década, la región ha mejorado más que cualquier otra en la lucha por cerrar la brecha de género en salud y supervivencia, según afirma Matshidiso Moeti, Directora Regional de la Organización Mundial de la Salud en África. De hecho, dos países de la región -Botsuana y Lesotho- han cerrado por completo la brecha de género tanto en los logros en educación como en salud y supervivencia.

África del Norte

Para la región de África del Norte, el Día Internacional de la Mujer de este año se centró en varias marchas, manifestaciones o reivindicaciones. Por ejemplo, en Marruecos, concretamente en la ciudad de Rabat, se dieron dos protestas cerca del edificio del Parlamento. La manifestación principal consistió en una “sentada” por los derechos de las mujeres organizada por the National Coordinating Body for the Joint Commemoration of International Women’s Day. La Asociación Marroquí por los Derechos Humanos (MAHR) fue una de las 12 organizaciones envueltas en coordinar la conmemoración del día. La principal reivindicación se focalizaba en aumentar la seguridad y el respeto que se profesa hacia las mujeres docentes.

En Argelia, por su parte, las manifestaciones no sólo se centraron en temas de la mujer, puesto que la población protestaba contra el presidente Bouteflika para evitar que continuara como presidente durante un quinto mandato. Sin embargo, la presencia de las mujeres desbordó las calles, puesto que coincidió con el 8 de marzo. Las autoridades argelinas arrestaron a casi 200 personas durante la jornada.

El primer ministro tunecino Youssef Chahed presentó en la jornada un paquete de programas para garantizar la cobertura social de medio millón de mujeres del ámbito rural. Al mismo tiempo, se presentó un borrador de ley cuyo objetivo es la extensión de la baja pagada por maternidad y la garantía de la baja prenatal y la baja paternal. Al mismo tiempo, en las ciudades las mujeres protestaban porque aún sigue siendo difícil conseguir igualdad en las herencias familiares a pesar de las leyes que la amparan.

La principal reivindicación de las mujeres en este 8 de marzo en Egipto se centró en el derecho a vivir con independencia de los hombres, es decir, a vivir solas. Las mujeres se enfrentan a numerosos obstáculos a la hora de alquilar viviendas si dan a entender que no van a compartirla con ningún hombre.

En un país aún inestable políticamente como Libia, el Día Internacional de la Mujer se celebró con reuniones y eventos de asociaciones locales. Ese es el caso de Makers for Hope, un grupo de jóvenes que trabajan en Tripoli para animar a una población que solo ha conocido la guerra y para luchar por la igualdad de género.

África Central

En la misma línea, los países de África Central también organizaron eventos y marchas en la calle por el Día Internacional de la Mujer de este año. Chad, desde una visión más de celebración, por ejemplo, declaró la jornada como festiva en todo el país y la ministra de Cultura destacó “la emancipación” de las mujeres como prueba de que el país está avanzando.

En Sudán las mujeres han protagonizado manifestaciones contra el presidente Omar al Bashir por la subida excesiva de los precios de bienes básicos. Las protestas del 8 de marzo se saldaron con muchas personas detenidas, especialmente mujeres, a las que el presidente ordenó liberar al día siguiente. Sin embargo, posteriormente 9 de ellas fueron condenadas a un mes de cárcel y a 20 latigazos.

En República Centroafricana las mujeres centraron sus esfuerzos en marchar por la paz, fundamentalmente en Bangui, la capital. Al evento también se unieron diversas personalidades políticas como el alcalde de la ciudad, y se recordó el papel fundamental de las mujeres para la consecución de la paz y la necesidad de condenar las situaciones de abuso que sufren.

Camerún, por su parte, llevó a cabo diversas actividades como un desfile presidido por la Primera Dama Chantal Biya en Yaundé, la capital, y cursos dedicados a mujeres que ejercen la política donde debaten sobre el poder de la negociación. Al mismo tiempo, el Ministerio de Promoción de la Mujer y de la Familia organizó un evento deportivo con diversas actividades al que asistieron 4000 mujeres.

El cariz religioso dominó la jornada en Guinea Ecuatorial, puesto que el Primer Ministro encabezó una “misa de acción de gracias” en Malabo y posteriormente la Primera Dama se reunió con grupos de mujeres para dar un discurso.

En Gabón, una asociación llamada “Dynamique des femmes leaders pour la paix” subrayó la necesidad que tenía el país de crear un Consejo Nacional de la Mujer, con el fin de elaborar políticas públicas concretas sobre este tema, una propuesta que se había planteado desde 2017 por miembros de la sociedad civil y personalidades políticas.

Kasai, una provincia de reciente creación de República Democrática del Congo, fue testigo de una manifestación de mujeres lideresas para demandar más representación en la Asamblea Provincial. Ya el 8 de marzo se habían reunido para instar al Jefe de Estado a establecer la paridad política como prioridad, aunque ellas hablan ahora de al menos un 30% para poder garantizar que se toman en cuenta los derechos fundamentales de las mujeres. Al mismo tiempo, se puso en valor la resolución 1325 para erradicar las violencias sexuales contra las mujeres y asegurar la paridad.

Angola tiene su propio Día Nacional de la Mujer, que se celebra el 2 de marzo. En esa jornada el presidente pronunció un discurso en el que reconocía la labor de las mujeres, pero desde la perspectiva de cuidado del hogar, puesto que destaca las tareas cotidianas que “contribuyen a la elevación de los niveles de educación, patriotismo y perfeccionamiento de las habilidades de los niños y de los jóvenes”.

En cuanto a Santo Tomé y Príncipe, la capital, Santo Tomé organizó un homenaje a las mujeres por el Día Internacional el 8 de marzo donde se realizaron juegos y concursos para regalarles obsequios. Sin embargo, activistas feministas como Inés Pereira opinan que la sociedad saotomense sigue siendo muy machista.

África del Este

Sudán del Sur necesita invertir en innovación y tecnología para eliminar barreras y acelerar el progreso de la igualdad de género. El gobierno debe asegurar una participación significativa de las mujeres en la toma de decisiones. Mujeres sudanesas focalizan sus mayores reivindicaciones en que el gobierno centre los esfuerzos en la educación de las niñas y que los maridos no se opongan a que las mujeres trabajen.

En Somalia, las lideresas, durante la semana del 8-M, instaron a miembros del parlamento federal a aprobar una reforma legislativa que continúa pendiente que establece en 30% la cuota de género para futuras legislaturas nacionales.

Al hablar de la cuestión de la mujer en África, se suele considerar a Ruanda como ejemplo de igualdad de género. En el ámbito político, existen un 60% de diputadas y un 40% de ministras. Sin embargo, la presidenta del parlamento ruandés asegura que aún viven en una sociedad patriarcal que no entiende la importancia de la igualdad y ciertos sectores críticos denuncian la represión a los opositores al régimen de Paul Kagame.

Uganda celebró un desfile con la presencia del presidente del país al que asistieron diversos grupos de mujeres y se recordó la importancia que tienen para el país. Según el periódico Daily Monitor, aún falta camino por recorrer para que las mujeres alcancen cotas de poder dominadas por hombres, sobre todo porque aún sienten vergüenza y miedo de hablar de las situaciones de violencia que sufren.

En Burundi se celebró un desfile institucional con la participación de la primera dama y de cientos de mujeres de todo el país. En la provincia de Cibitoke, la asociación de “Solidaridad de las mujeres burundesas por el bien social y el progreso” (SFBSP por las siglas en francés) se reunieron en una marcha para denunciar las violencias contra la mujer en el seno del hogar y para apoyar la educación igualitaria de niños y niñas.

Mujeres activistas en Kenia marcharon en Mombasa para protestar por las reiteradas anulaciones de aprobación de la ley de paridad de dos tercios. “Estamos cansadas de ser tratadas como ciudadanos de segunda clase, la violencia de género ha aumentado y también los casos de castigos por deshonra y las violaciones” aseguró la portavoz Mishi Mboko.

En el caso de Malawi, la ONU ha celebrado sus esfuerzos por promulgar leyes que promuevan a las mujeres. Sin embargo, a pesar de que no se inserten dentro del 8-M, las principales reivindicaciones de las mujeres se centran en denunciar la violencia política a la que están sometidas cuando ejercen un cargo público y, en el ámbito asociativo a la escasez de interés en los derechos reproductivos de las mujeres, que provoca embarazos adolescentes entre otras cuestiones.

En Tanzania, la agencia de la ONU sobre inmigración (IOM) realizó un evento en colaboración con el ministerio de Trabajo de Zanzibar. Se debatió sobre la necesidad de terminar con la violencia contra las mujeres y los niños y el tráfico de personas.

La desigualdad de género es el principal obstáculo por el que las mujeres de Zimbaue no alcanzan posiciones de poder. Además, las mujeres siguen sufriendo graves violencias de género traducidas en violaciones y sienten que se encuentran desprotegidas por un gobierno acusado de favorecer la impunidad.

La conmemoración del 8-M en Zambia presentó un cariz festivo, puesto que los eventos se basaban en canciones, bailes y discursos. En Lusaka se llevó a cabo una marcha de cientos mujeres de varias organizaciones e instituciones gubernamentales. La portavoz de la ONG Organizing Coordinating Council, Sarah Longwe, declaró que las mujeres siguen sufriendo pobreza, violencia y mortalidad materna en el país.

Para conmemorar el Día Internacional de la Mujer en Zimbaue, se organizó una conferencia donde Cheryl-Jane Kujenga, directora financiera de Adcorp Holdings Limited, criticó las  disparidades de género que obstaculizan el avance de las mujeres en el logro de puestos de influencia. “No tenemos la cantidad de mujeres necesaria para cambiar el dominio de los hombres en los roles de liderazgo”, dijo, antes de desafiar a las mujeres a aprovechar cualquier oportunidad existente y a los padres a asegurarse de que las niñas sean educadas lo suficiente como para alcanzar el máximo potencial en todas las áreas de la vida.

En Zambia, mujeres de todos los ámbitos de la vida en varios centros provinciales y distritos se unieron para conmemorar el Día Internacional de la Mujer de este año a través de marchas, bailes, y discursos. En Lusaka, las celebraciones comenzaron con una marcha desde la sede de Zesco en Great East Road hasta Lusaka Showgrounds.

En Mozambique, el 8 de marzo fue un día normal para muchas mujeres que desde temprano se levantaron para buscar su sustento. Fueron varias mujeres, independientemente de su clase social, las que no cruzaron los brazos en un día en el que el mundo les rinde homenaje. Sin embargo, aun cuando muchas mujeres de la región desconocen el significado del Día Internacional de la Mujer, ellas son conscientes de la enorme desigualdad de género y saben cómo la mujer debería ser tratada tanto en la sociedad como en el ámbito doméstico. “Existe mucha violencia doméstica en Mozambique, sobre todo en las zonas rurales e incluso en la capital. “Violencia doméstica, violación, bajo poder de decisión en el contexto familiar, la pobreza y el sida”, enumeró Helena Barreto, representante en Francia de la Organización de la Mujer Moçambicana.

El pasado mes de marzo, el presidente de Seychelles pidió a la nación isleña “celebrar las contribuciones de las mujeres y defender sus derechos”. En un mensaje para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, el presidente Danny Faure dijo que Seychelles se unirá al resto del mundo para celebrar los logros de las mujeres en todas partes y reafirmar el compromiso colectivo con la igualdad de género. “Las mujeres continúan enfrentando barreras para alcanzar su máximo potencial, desde discriminación, acoso y violencia de género, hasta la falta de oportunidades, libertad y apoyo”, dijo Faure, quien concluyó su mensaje invitando a todos los niños y hombres a reconocer su importante papel como socios iguales de mujeres y niñas en la sociedad.

El pasado 8 de marzo, Comoras celebró el Día Internacional de la Mujer con el tema “Pensamiento justo, construcción inteligente, innovación para el cambio”. Sin embargo, la campaña electoral para las elecciones presidenciales y de gobernadores eclipsaron la celebración de este día. Durante una conferencia de prensa organizada por el Comisariado Nacional de Protección Social, Solidaridad y Promoción de Género, el Secretario General, António Guterres, envió un mensaje a la nación donde menciona que “vivimos en un mundo dominado por hombres donde la cultura también lo es. Solo cuando establezcamos los derechos de las mujeres como un objetivo común, un nuevo camino para todos, comenzaremos a cambiar la situación”. Aasí, Guterres propuso aumentar el número de mujeres en puestos de toma de decisiones y asegurar la paridad de género entre quienes lideran el país y el mundo entero.

África del Oeste

En la región de África del Oeste, el Día Internacional de la Mujer de este año tuvo una connotación mucho más reivindicativa que de celebración. A través de varias discusiones y conferencias, las mujeres de esta región han debatido las medidas necesarias que deben tomar sus países para convertir el 8-M en algo más que una mera festividad.

Actualmente, las mujeres en Níger enfrentan una de las peores tasas de mortalidad materna en el mundo. La anticoncepción podría ayudar a salvar vidas, permitiendo a las mujeres evitar o retrasar el embarazo y permitir que sus cuerpos se recuperen entre los nacimientos. Por esta razón, la predicadora Malama Ouani se ha dedicado a enseñar a mujeres sobre la violencia machista, la planificación familiar y las visitas al ginecólogo. En una sesión reciente, muy cercana al Día Internacional de la Mujer, decenas de mujeres se reunieron para escuchar las lecciones de la Sra. Ouani, quien las alentó a defender su propia salud, dignidad y derechos, lo cual es también una cuestión de obligación religiosa.

El pasado 8-M, en Nigeria, las mujeres dejaron claro por qué celebrar el Día Internacional de la Mujer no es suficiente. Con el tema de #BalanceforBetter en mente, las mujeres nigerianas se cuestionaron de qué servían todas las declaraciones públicas de apoyo en un país donde las leyes que fomentan el equilibrio de género han sido rechazadas varias veces. Es de suma importancia incorporar leyes que reduzcan las diversas formas de discriminación que enfrentan las mujeres nigerianas a diario, especialmente las violaciones y las agresiones sexuales, que han aumentado en los últimos años, al igual que el matrimonio infantil y la mutilación genital femenina. Por esta razón las mujeres nigerianas se están movilizando para exigir a las autoridades establecerlas.

Cada año, las mujeres, en Gambia, participan en la celebración del Día Internacional de la Mujer; no obstante, este 8 de marzo de 2019 fue diferente. En lugar de celebrarlo, algunas mujeres eligieron pedir ayuda para erradicar la desigualdad de género en el país y la ayuda del gobierno para protegerlas a ellas y a sus empresas. Aun cuando la mayoría de las mujeres gambianas conciben el Día Internacional de la Mujer como un día festivo, el pasado 8-M varias mujeres se reunieron en simposios para aprender sobre sus derechos y la manera de salvaguardarlos. Aunque el cambio es paulatino, varias activistas piensan que el sistema está cambiando debido al rápido crecimiento de la educación.

Para conmemorar el 34 ° Día Internacional de la Mujer en Sierra Leona, Aids Healthcare Foundation (AHF) y Voice of Women organizaron un debate para adolescentes y mujeres jóvenes. Celebrado en Yeanies Guest House, varias representantes de instituciones apoyaron la declaración del Gobierno sobre el estado de emergencia pública. Con una sola voz, dijeron que las mujeres han sufrido lo suficiente y ya es hora de poner fin a la violencia de género y sexual, especialmente a las menores. “Muchas mujeres han sufrido y continúan sufriendo en silencio por la violencia sexual y de género, y se quedan con enfermedades de por vida, incluido el VIH. El 8 de marzo no solo es para celebrar a las mujeres, sino que es un momento para caminar a lo largo y ancho del país para acceder a mujeres que no comprenden sus derechos, así como su papel en la sociedad hacia el desarrollo”, dijo Musu Jimmy, quien ha estado trabajando con niñas y mujeres vulnerables que viven con el VIH.

Con motivo del pasado Día Internacional de la Mujer, en Senegal, el Grupo Regional sobre Género para África organizó una reunión en el Centro de Información de las Naciones Unidas bajo el tema “Maneras innovadoras de avanzar en la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres”. La ceremonia tuvo lugar bajo la presencia efectiva de Mohamed Ibn Chambas, Representante Especial y Jefe de la Oficina de las Naciones Unidas para África Occidental. Hoy en día, las mujeres senegaleses siguen siendo víctimas de graves violaciones de sus derechos humanos. Por esta razón, este año se ha exigido un enfoque de planificación de políticas con el enfoque correcto para crear las condiciones para un goce efectivo de los derechos de las mujeres, para completar la eliminación de la discriminación de género y garantizar la protección de la integridad moral y física de las mujeres.

En Liberia, la directora nacional de Plan International-Liberia, Evelyn Moorehead, habló sobre la necesidad de transformar el pensamiento tradicional de los hombres hacia las mujeres para eliminar la marginación. “No me presento ante usted como directora nacional de Plan International Liberia, sino para unir mi voz con miles de mujeres en todo el mundo por la igualdad de género; solidaridad para aquellas jóvenes y niñas innovadoras e inspiradoras que atraviesan todas las formas de violencia, incluida la violación, la violencia sexual y la discriminación por motivos de género” dijo Moorehead. Asimismo, alentó a los hombres a continuar la lucha junto con las mujeres y a rechazar las prácticas tradicionales dañinas para mantener el equilibrio y romper las barreras que han mantenido a las mujeres en segundo plano durante muchos años.

Con motivo de la celebración del pasado 8-M en Costa de Marfil, la ex Primera Dama Simone Gbagbo entregó un mensaje para todas las mujeres del mundo, sobre todo para las mujeres de su país. Asimismo, expresó su satisfacción por el tema elegido para las festividades de 2019 en Costa de Marfil. Para ella, el tema: “Digital, una solución para el empoderamiento de las mujeres” es más relevante que nunca ya que existe una disparidad entre hombres y mujeres en el uso de la tecnología. “Confío en que todas las actividades organizadas en torno a este día, sin duda permitirán a las mujeres ser más conscientes del beneficio personal que de él pueden derivarse”. Así fue como la ex Primera Dama de Côte d’Ivoire invitó a sus hermanas de Costa de Marfil a superar su miedo a lo digital y su complejo frente a la tecnología.

Burkina Faso celebró el 162° Día Internacional de la Mujer bajo el lema “Contribución de las mujeres a la construcción de una seguridad, la paz y la cohesión social”. La elección del tema de este año se justifica por el hecho de que Burkina Faso se ve acosada por ataques terroristas que socavan la estabilidad del país. Teniendo en cuenta las consecuencias negativas de las crisis de seguridad en las mujeres, las diversas estrategias que abogan por la participación efectiva de las mujeres en los procesos de prevención y la lucha contra el extremismo. Son las mujeres de esta región las que juegan un papel importante en la resolución de conflictos y se presentan como actrices principales en la detección y corrección de los primeros signos de radicalización y extremismo en su entorno y en la comprensión de los factores que pueden influir en los conflictos. A través de la elección del tema, el Gobierno pretende resaltar el papel y el lugar de las mujeres en el proceso de mantenimiento de la paz en el país.

En Ghana, la Primera Dama ha pedido que se asigne la misma prioridad a ambos géneros para poder alcanzar una sociedad equilibrada. Según ella, la unión de ambos géneros aporta cualidades, perspectivas y atributos únicos que hacen del mundo un lugar equilibrado. “Ha llegado el momento en que debemos reconocer que el equilibrio es deseable, el equilibrio es vital, el equilibrio es el clamor de la humanidad por la grandeza”, dijo Rebecca Akufo-Addo en Accra para culminar la celebración del Día Internacional de la Mujer de este año.

Benin celebró el 8 de marzo de 2019 la 24ª edición del Día Internacional de la Mujer. Los eventos oficiales a nivel nacional se llevaron a cabo en la ciudad de Bohicon bajo el lema “Liderazgo femenino en política, igualdad para el pensamiento en línea”. Como preludio a la celebración de ese día, el Ministro de Asuntos Sociales y Microfinanzas, Bintou Chabi Adam Taro, envió un mensaje a toda la población de Benin, haciendo hincapié en la necesidad de que todos los ciudadanos trabajen para eliminar la violencia de género en el país. “La eliminación de la violencia contra las mujeres y las niñas y la discriminación por motivos de género es un desafío importante para impulsar el cambio a través de la innovación dentro de nuestras sociedades.”, dijo Bintou Chabi Adam Taro. Asimismo, se llevaron a cabo varias actividades durante la celebración de aquel día, incluyendo transmisiones y transmisiones televisivas, comunicaciones y charlas para ayudar a las mujeres a entender el tema del día.

África del Sur

Por último, en la región de África del Sur se organizaron varios proyectos, conferencias y discursos por el Día Internacional de la Mujer de este año.

En Namibia, el presidente emitió un comunicado con respecto al 8-M diciendo que el país actualmente posee el premio al mejor desempeño en África como parte de la campaña El Género es Mi Agenda. Sin embargo, aún sigue habiendo un alto porcentaje de mujeres que sufren abusos por sus parejas. De acuerdo con los análisis policiales, la violencia de género en el hogar se debe principalmente a un síndrome de dependencia financiera. Por esta razón, varias mujeres se han movilizado para crear conciencia sobre el asunto. “Ahora más que nunca es importante que las mujeres tomen un papel activo en sus asuntos financieros. Al hacerlo, las mujeres obtendrán más claridad, confianza y control de sus vidas”, dijo la gerente de comunicaciones del First National Bank de Namibia, Elzita Beukes. Asimismo, agregó que las mujeres están asumiendo una mayor responsabilidad y ya no se trata de un equilibrio entre el trabajo y la vida, sino más bien la integración entre el trabajo y la vida.

Botswana se unió al resto del mundo para conmemorar el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo de 2019 como parte de su compromiso de poner fin a todas las formas de discriminación y violencia contra las mujeres y las niñas. El Dr. Martins Ovberedjo enfatizó que el tema de conmemoración de 2019 de “Piense igual, construya de manera inteligente, innove para cambiar” se debe utilizar como plataforma transformadora para la cobertura universal de salud y para resolver las diferencias de género relacionadas con las necesidades de salud, las conductas de riesgo, el poder y el control sobre recursos e información, y acceso a servicios de salud. El país está comprometido para que la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres se utilicen como un catalizador para mejorar los resultados de salud para las mujeres y las niñas a fin de que puedan realizar su potencial y contribuir al desarrollo socioeconómico y político transformador en África.

El 8-M de este año, Sudáfrica incorporó el tema de #BalanceforBetter en sus reivindicaciones, poniendo énfasis en lograr un mundo con igualdad de género e innovaciones sociales que funcionen tanto para las mujeres como para los hombres, sin dejar a nadie atrás. Sudáfrica es un país con una constitución ampliamente admirada y ocupa el segundo lugar entre los miembros del G20, con al menos un 42% de escaños en el parlamento de mujeres. A lo largo del Día Internacional de la Mujer, se les recordó a todos los sudafricanos su papel en el cambio progresivo para promover la conciencia constitucional de una sociedad libre y justa para todos.

Por su parte, el tema que Lesotho incorporó en las reivindicaciones del Día Internacional de la Mujer 2019 fue: “Piensa igual, construye inteligentemente, innova para cambiar”. El tema se centró en las diversas formas innovadoras en las que se puede promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, particularmente en las áreas de sistemas de protección social, acceso a servicios públicos e infraestructura sostenible. En conmemoración del 8-M, las Naciones Unidas recopilaron proyectos de innovaciónlideradas por mujeres de Lesotho, contribuyendo de tal forma al desarrollo y la transformación de la comunidad, al igual que al mantenimiento de la paz y la cohesión social.

Comparativas con reivindicaciones occidentales

En 2017, las denuncias masivas de acoso sexual por parte de mujeres reputadas (fundamentalmente pertenecientes al sector del cine y de la televisión) se focalizaron en el movimiento #MeToo que animaba a otras mujeres a compartir sus experiencias. Pronto se convirtió en una acción de carácter mundial que se traduciría en una respuesta mediática sin precedentes, como se vio con la portada de la revista Time, y el apoyo de celebridades al vestir de negro en las alfombras rojas y el movimiento político liderado por estas actrices y mujeres afamadas que denunciaron llamado Time’s up.

Sin embargo, el origen real de este movimiento se desconoce por la mayoría de personas. Todo empezó con Tarana Burke, una activista afroamericana que quiso compartir su experiencia de violencia sexual con las palabras “Me Too” en la red Social My Space, allá por el 2006, debido a que era consciente de que se trataba de una lacra que afectaba a toda su comunidad. A partir de ahí y tras conseguir algo de financiación, inició su trabajo de apoyo a mujeres, fundamentalmente jóvenes y negras.

El movimiento se extendió rápidamente por todo el mundo, o, al menos, por todo el mundo occidental. En África tiene poca presencia, hasta tal punto que se ha definido más como un murmullo debido a que las mujeres tienen miedo a la reacción que puedan ocasionar sus palabras tanto a nivel político como familiar. Un silencio que nos debe hacer reflexionar sobre la dificultad de convertir el movimiento en una red realmente inclusiva y sobre el poder que aún tiene el sistema patriarcal de invisibilizar e intimidar a las mujeres.

No obstante, algunos países africanos han iniciado sus propias campañas contra el acoso y la situación vulnerable de las mujeres. Es el caso de #EndRapeCulture presentado en 2016 en Sudáfrica por mujeres estudiantes que combinaba acción directa (protestas en topless) con una campaña online en redes sociales. También en Kenia se difundió la campaña #MyDressMyChoice en repulsa por el abuso sexual que sufrió una chica en una parada de autobús por llevar puesta una minifalda. De la misma forma, dos jóvenes en Senegal gestaron el movimiento #Nopiwouma que significa “no me callaré” en Wolof, con el objetivo de cuestionar el silencio que existe en el país a la violencia de género.

Conclusiones

Para poder entender las situaciones que se viven en África en concreto, y en países no occidentales en general, resulta necesario cambiar la visión condescendiente y limitada con la que observamos estas realidades. La diferencia de tradiciones, costumbres, culturas y economías no justifica la mirada sesgada y prejuiciosa que a veces se adopta como modo de valoración. Igual que desde el feminismo se insta a cambiar el rol (sustituir en una situación a la mujer por el hombre para dirimir si se está cayendo en sexismo), podemos sustituirnos como personas de otra etnia para distinguir el racismo. Al final, la empatía es el inicio del camino hacia la igualdad.

Ahora más que nunca, en España, ante la perspectiva de regresión al pasado que defienden algunas posturas, las mujeres racializadas se convierten en uno de los colectivos más vulnerables. Sin embargo, no hay que perder de vista que el racismo aún existe en nuestro país y existen millones de personas migrantes que pueden recibir un trato aún más racista  en los ámbitos cultural e institucional. En nuestras manos está frenar esta peligrosa posibilidad.

Autoras Isabel González Ramos y Michelle Yandró

Amigos de la fundación