“África tiene una cara diferente a la pobreza… La mujer africana es activa y está involucrada en la vida profesional, en particular en la investigación”


11/10/2021

Presentamos hoy a una nueva investigadora africana beneficiaria de Ellas Investigan que recientemente se ha incorporado al Instituto Universitario de Investigaciones Biomédicas y Sanitarias de Las Palmas

La Dra. Marie Ndiaye, Senegal, tiene un doctorado por la Universidad Gaston Berger de Saint-Louis y la Universidad François Rabelais de Tours (Francia). Experta en minería de datos, actualmente dirige el Laboratorio de Informática Ciencias e Ingeniería de la Computación para la Innovación en la Universidad Assane Seck de Ziguinchor.

En el IUIBS aplica la minería de datos a la investigación sanitaria para aportar soluciones que permitan mejorar el sistema sanitario en África, especialmente en Senegal. Su beca está patrocinada por el Gobierno de Canarias.

¿Qué la animó a seguir una carrera científica? ¿Qué e hizo inclinarte hacia tu especialidad?

De pequeña, en el colegio, tenía cierta facilidad con las asignaturas de ciencias. Me gustaba enfrentarme a desafíos. Cuando me decían que algo era difícil, quería probar para verlo. Esto es lo que me llevó a las ciencias.

En cuanto a mí especialidad llegué un poco por casualidad. Había elegido dos carreras: Matemáticas y Físicas en la Universidad de Dakar y Matemáticas Aplicadas y Ciencias de la Computación en la de Sant Louis. El sistema de universidades senegalés me asignó la de Dakar, dónde me enfrente a algunas dificultades. Después de un mes tuve la posibilidad de trasladarme a la Universidad de Sant Louis donde había menos estudiantes y mejores condiciones de estudio. No lo dudé.

A los dos años debía elegir entre continuar en Matemáticas o en Ciencias de la Computación. En estos dos años descubrí que me gustaba más la informática. Así que elegí seguir en esta área.

 ¿Se ha sentido apoyada a lo largo de tu carrera?

Sí, mis padres siempre me apoyaron mucho, en particular mi madre que me cuidaba y procuraba que yo tuviera las mejores condiciones para que siempre tuviera tiempo para poder estudiar.

En la universidad tuve el apoyo del estado senegalés desde mi primer año hasta el Máster. Después, para mi doctorado, disfruté de una financiación de la Cooperación Francesa en Senegal con una beca que me permitió pasar en Francia seis meses al año. En este país encontré personas estupendas que me ayudaron mucho con los trámites administrativos, a encontrar alojamiento, a integrarme, etc.

Al comienzo de mi carrera universitaria, conté con el respaldo de mis directores de tesis, que me apoyaron notablemente en la búsqueda de un puesto, y también en la investigación universitaria. En la universidad, encontré colegas abiertos y dispuestos a ayudarme.

Finalmente, terminaré por mi esposo que continúa animándome a seguir adelante.

Todas estas personas y entidades han jugado un papel decisivo en mi carrera. Aprovecho esta oportunidad para darles las gracias.

¿Siente que ser mujer ee lo ha puesto más difícil? ¿De qué manera?

Sí, hasta cierto punto. Lo que más me pesa es el tiempo que dedico a las tareas domésticas y a la organización. Pertenezco a una familia numerosa en sentido amplio y a menudo hay familiares que se quedan en casa. Hay que ocuparse de ellos y acompañarlos y, ese, es el papel de las mujeres en nuestro país. Estas tareas van en detrimento de mi trabajo de investigación y docencia. A veces acorto mis horas de sueño para poder estar al día.

En resumen, lo social (femenino) me quita mucho tiempo y afecta a mi carrera, sobre todo a mi investigación, que lo sufre en primer lugar.

¿Cuál es la investigación que está llevando a cabo? ¿Cómo cree que su trabajo puede ayudar a su área de investigación?

Mi investigación se centra en la minería de datos. Se trata de explorar los datos para descubrir conocimientos relevantes que permitan comprenderlos mejor o predecir fenómenos en el futuro. El objetivo es proporcionar, a los responsables de la toma de decisiones, conocimientos tangibles que les ayuden a actuar.

Como parte de mi estancia de investigación, estoy interesada en un software libre llamado 3D Slicer que es muy utilizado en la investigación de imágenes médicas y biomédicas. Concentra varias funcionalidades, en particular las que permiten visualizar en tiempo real el interior del cuerpo humano de forma no invasiva. Esto resulta muy eficaz en la formación médica o para crear atlas de la anatomía humana, muy útiles para el aprendizaje.

El instituto que me acoge cuenta con una gran experiencia en este software y colabora con otras universidades y estructuras de sanitarias.

Mi investigación se centra en la aplicación de técnicas de minería de datos a los datos resultantes de escenarios de uso de funcionalidades de 3D Slicer con el fin de mejorar su eficacia o de orientar mejor al usuario. Por ejemplo, esto podría aplicarse a la formación o la planificación quirúrgica.

Por un lado, la aplicación de las técnicas de Minería de Datos a situaciones específicas puede poner de manifiesto aspectos a mejorar en dichas técnicas. Por otro lado, enfrentarse a nuevos problemas puede llevar a adaptar o desarrollar nuevas técnicas que resulten más adecuadas.

¿Qué espera de su estancia en el Instituto Universitario de Investigaciones Biomédicas y Sanitarias de Las Palmas?

Estoy muy contenta de ser recibida en el IUIBS. En primer lugar, me gustaría familiarizarme en las áreas de experiencia e investigación del equipo. A continuación, encontrar conexiones entre mi área de investigación y la de los miembros del equipo. Finalmente, iniciar colaboraciones con mi universidad de origen y Senegal en general.

¿Ha tenido modelos de mujeres científicas u otras que la hayan inspirado o apoyado?

Fatou Diom porque, por un lado, la vida no siempre ha sido amable con ella y, sin embargo, luchó por sus aspiraciones. Por otro lado, tiene esta sensibilidad que le permite expresar lo que los africanos viven y sienten hoy, pero también esta honestidad para mirarnos a la cara y decirnos la verdad y hacernos conscientes de nuestros errores.

Rose Dieng-Kuntz porque fue una de las pocas mujeres senegalesas que han alcanzado un nivel de excelencia en la investigación. De hecho, comenzó sus estudios en Senegal y los terminó en Francia con resultados brillantes. Poco a poco, se encontró a la cabeza de un programa de investigación en el Instituto Nacional de Investigación en Ciencias de la Computación y Control (INRIA) en Francia.

Las historias de estas dos mujeres muestran que, a pesar de las dificultades que enfrentan las mujeres y, en particular, las africanas, las mujeres pueden tener éxito y destacar en su campo.

¿Cuál sería su consejo para una chica que quiere seguir una carrera en STEM y más concretamente en minería  de datos?

Les digo que no se queden en los estereotipos que afirman que las STEM son difíciles. Hay que tener la mente abierta e ir paso a paso. Hay muchas cosas interesantes por descubrir en las disciplinas  STEM, especialmente la informática que está revolucionando todas las líneas de actividad. Saber cómo funcionan las cosas e incluso participar en el desarrollo de soluciones innovadoras es aún más emocionante que simplemente usarlas.

COVID19

¿Cómo ve la situación actual del coronavirus en general y especialmente en África y en su país?

Más allá de la pérdida de vidas humanas y de personas que han sufrido graves consecuencias, el coronavirus es una enfermedad que ha ralentizado considerablemente el funcionamiento de la mayoría de las industrias de todo el mundo.

Hoy vemos los daños. En particular, en Senegal, donde la situación es casi similar a la de otros países africanos, muchas familias han caído en una situación financiera debilitada o incluso muy precaria que ralentiza el desarrollo en nuestros países. Además, creo que hizo que nuestros líderes tomaran conciencia de que el desarrollo por parte de África y para África debe tomarse en serio y que debemos trabajar en esta dirección poniendo en marcha programas que permitan producir lo que necesitamos por nosotros mismos..

¿Cuáles son sus previsiones?

Estamos viendo estrategias en marcha, como la producción de varias vacunas y la aplicación de medidas de freno. Desde el punto de vista económico, los sectores de actividad se están recuperando.

En resumen, se están desarrollando medidas para adaptarse a esta situación. También se están llevando a cabo investigaciones para controlar la enfermedad o incluso erradicarla. Así que tengo la esperanza de que no nos causará tanto problema como antes y que en un futuro próximo sea como otras gripes que la humanidad ha conocido. Y para África, la concienciación conducirá a definir mejor las políticas de desarrollo.

¿Cree qué la comunidad científica está siendo eficaz para hacer frente a esta crisis?

Sí, tengo plena confianza en esta comunidad. Si nos atenemos a la historia, la comunidad científica ha resuelto muchos problemas relacionados con las crisis sanitarias. Además, hoy en día está mejor equipado para hacer frente a este tipo de problemas. En mi opinión, es más una cuestión de tiempo.

¿Ha sido un reto para ellos?

En mi opinión, fue un gran desafío. De hecho, es una crisis sin precedentes y se tuvieron que desarrollar estrategias muy rápidamente para salvar vidas y limitar el daño.

¿Cree que habrá un antes y un después marcados como consecuencia de la pandemia?

Sí, la pandemia nos ha marcado en nuestra vida cotidiana, en nuestras industrias, e incluso en nuestra concepción de la humanidad. Nos ha demostrado que todos estamos conectados de una manera u otra.

En mi opinión, hay algo que cambiará en nuestra percepción del mundo, pero también en la forma en que llevamos a cabo nuestras actividades. Por ejemplo, el teletrabajo ha crecido considerablemente con la pandemia; del mismo modo, los seres humanos han contaminado menos la tierra.

¿Quiere añadir algo?

Agradezco a la Fundación Mujeres por África esta oportunidad de descubrir el mundo de la investigación en Las Palmas y poder forjar colaboraciones. Esta es una gran experiencia que actualmente estoy teniendo tanto profesional como personalmente. También muestra que África tiene una cara diferente a la de la pobreza, la escasez, la inmigración, etc. y que la mujer africana es activa y está involucrada en la vida profesional, en particular en la investigación.

África tiene una cara diferente a la pobreza…La mujer africana es activa y está involucrada en la vida profesional, en particular en la investigación.

 

Amigos de la fundación