“Espero llevar el ritmo español a mi país”, Lucrecia Bilé, becaria de Learn Africa


12/03/2020. Lucrecia Bilé Osa Akara es licenciada en Ciencias Medio Ambientales en Guinea Ecuatorial y fue una de las seleccionadas para disfrutar de una beca en la Universidad de Vigo, donde cursa actualmente un Máster en Ciencia y Tecnología Agroalimentaria y Ambiental.

Lo que más la preocupó antes de venirse a España fue dejar a su hijo pequeño y lo difícil que iba a ser sacarse un Máster en Europa después de tantos años sin estudiar y con el bajo nivel de su universidad de origen. Una vez que su hermana aceptó quedarse con su hijo, no había nada que la hubiera podido frenar. “Las oportunidades son raras. Cuando te llega una hay que aprovecharla”.

Lucrecia está encantada con la Universidad de Vigo: “los profesores, los alumnos, todos son acogedores y buena gente, y el entorno es muy bueno para estudiar”. Siente que en ocasiones los profesores no tienen suficientemente en cuenta la diversidad de orígenes de sus estudiantes y que creen que todos tienen la misma base de conocimientos. Sin embargo, “con la ayuda de sus compañeros de clase y de las tutorías todo sigue bien por ahora”.

Desde que llegó a España le han llamado la atención muchas cosas, pero particularmente la velocidad con la que los españoles hacemos las cosas: “tan sólo viendo la velocidad con la que caminan se puede deducir: la capacidad que mis compañeros tienen de trabajar, pensar y responder rápido, bien y con precisión, y el alto nivel de desarrollo humano”.

Con su estancia en España espera adquirir una base sólida para potenciar sus conocimientos científicos y profesionales, y poder trabajar en la enseñanza y la investigación. Cree que esta experiencia le abrirá muchas oportunidades dado que formará parte de las pocas mujeres formadas de su país y podrá “enseñar a la gente que se pueden hacer las cosas de una manera diferente a la que están acostumbrada”. “Espero llevar el ritmo español a mi país.”

«Mi sueño es salir de aquí estando involucrada en un proyecto, o en un programa de investigación que me pueda permitir trabajar en mi país. […] A mi me gustaría ser funcionaria internacional”.

Cuenta que como mujer se ha sentido desfavorecida, marginada y humillada por sus jefes y compañeros, lo que le ha causado un gran daño psicológico. Piensa que ha sufrido esta discriminación por no permitir que abusen de ella y no querer integrarse en su sistema. Esta situación fue unos de los factores que la motivaron a solicitar la beca.

Amigos de la fundación