Mabinty Mansaray. 19 años. Sierra Leona


30/06/2020

Estudiar sola en casa es muy distinto a hacerlo en la escuela

El Covid-19 es una enfermedad mortal que se ha extendido por casi todo el mundo y ha matado a millones de personas.

Personalmente he sentido el cierre de las mezquitas. Soy musulmana y allí voy a ofrecer mis oraciones, aunque podemos rezar en casa, prefiero hacerlo con un Imán que dirige nuestros rezos.

También he sentido mucho el cese de mi actividad habitual. Formo parte de las ONG Girls Empowerment Sierra Leone (GESL) y de Women Everywhere can Lead (We Can Lead). Son dos organizaciones de ayuda a las niñas desde la educación y el empoderamiento. Nos enseñan cuestiones relacionadas con el Liderazgo, Autodesarrollo, Tecnología y muchas más cosas. Además, si estamos juntas, aprendemos la una de la otra. Lamentablemente todas estas actividades han quedado suspendidas debido a este distanciamiento social que nos impone la Covid-19.

Por otra parte, mis estudios se han visto muy afectados, pues ahora debería estar en el tercer trimestre preparándome para mis exámenes promocionales de WASSCE, pero debido a Covid-19 todas las escuelas están cerradas. Intento estudiar con mis apuntes, pero, a veces, hay cosas que no entiendo, porque no nos las han podido explicar. Ahora vemos la importancia de los maestros y sus clases.

Creo que las autoridades han tomado muchas medidas para poner fin a esta pandemia, pero ¿qué pasa con todo lo que hemos pasado por alto?

 

Amigos de la fundación