Feliz 8 de marzo

El año pasado batimos todo un record. La celebración en nuestro país de este día de conmemoración y de reivindicación se convirtió en una auténtica fiesta de la igualdad, y por tanto, de la democracia.

Las mujeres y también muchos hombres, que son siempre muy bienvenidos, salimos a las calles como nunca lo habíamos hecho para proclamar alto y claro que ya no aceptamos tutelas, que no toleramos violencias ni abusos, que queremos ser iguales y vivir libres de discriminaciones, de brechas y de prejuicios, que exigimos liderar y decidir en igualdad con los hombres.

Y este año vamos a continuar en pie y dando guerra. Vamos a seguir abarrotando las calles y haciendo de nuestro mensaje el que más se escuche, porque nosotras sabemos muy bien que pararnos es retroceder.

Hoy más que nunca, las mujeres tenemos que dejar claro a todo aquel que pretenda recortar nuestra libertad, nuestros derechos, nuestros avances, que no lo vamos a permitir. Y es que hay quien lo está intentando. En todo el mundo hay fuerzas que están haciendo del feminismo un enemigo a batir.

Por eso, el 8 de marzo nos interpela y nos convoca a todas y a todos los que luchen por la igualdad y por los derechos y la dignidad de las mujeres. A todas y a todos los que han comprendido que la igualdad es democracia, es justicia, es desarrollo, es cohesión, es libertad, es la oportunidad de transformar un mundo que no nos gusta.

Adelante mujeres! Luchemos por un mundo en el que, como diría Rosa Luxemburgo, seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres.

María Teresa Fernández de la Vega

 

Últimas noticias

Amigos de la fundación

Queremos ser 1 millón