Cooperación e integración regional

La OUA

Las iniciativas de cooperación e integración regional no son nuevas en el continente africano. Varios dirigentes y académicos africanos defendieron esa vía poco después de los procesos de independencia. El Panafricanismo se desarrolló con fuerza a partir de la Segunda Guerra Mundial y defendía la unidad política y económica de África y se encuentra en el origen de la Organización de la Unidad Africana (OUA) en 1963. La OUA, jugó un papel esencial en la descolonización del continente y el fin del apartheid en Sudáfrica, defendiéndolo ante los foros internacionales y facilitando la coordinación de esfuerzos de los Estados africanos en la búsqueda de soluciones para la mejora de las condiciones de vida de sus pueblos.

Años 90

Hasta los años 90 surgieron numerosas iniciativas regionales destinadas, no sólo a prevenir y erradicar conflictos internos y externos, sino también a promover el bienestar social y económico de los pueblos. En dos décadas, más de 200 organizaciones, destinadas a promover la cooperación y la integración del continente, vieron la luz con mayor o menor éxito. Una de las propuestas clave formuladas por la OUA, en 1980, fue el llamado Plan de Acción de Lagos que defendía la cooperación interestatal y su integración en los ámbitos económico, social y cultural. Este proceso se ha visto dificultado por la propia debilidad de los Estados, por los conflictos que ha sufrido el continente, o las grandes desigualdades entre regiones. Hoy existe un creciente consenso internacional en considerar los espacios regionales comunes como creadores de desarrollo socio-económico y como una forma para el continente de competir en la economía global.

Unión Africana

En el año 2000 se aprueba el Acta constitutiva de la Unión Africana, cuya sede está en Addis Abeba, y que integra prácticamente a todos los países del continente. Tras este avance, se creó el Nuevo Marco de Cooperación para el Desarrollo de África, el NEPAD. Y ambas iniciativas recibieron un importante respaldo internacional; desde la Declaración del Milenio al Plan de Acción para África aprobado en el 2002 por el G8, en el que los países se comprometieron a trabajar por la instauración de la paz y la seguridad, el desarrollo de los recursos humanos, la equidad de género y la lucha contra el Sida. En ese mismo año el Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) acogió positivamente la iniciativa del NEPAD y resolvió establecer un diálogo permanente entre NEPAD y OCDE. Los fondos destinados a la Ayuda al desarrollo se duplicaron. El Banco Mundial también recoge dentro de las 25 iniciativas específicas que componen su Plan de Acción para África una línea destinada al apoyo a la integración regional. También hay que mencionar la Comunidad Económica de Estados de África Occidental, CEDEAO, iniciativa lanzada inicialmente en 1964 y retomada posteriormente con la firma del Tratado de Lagos en 1975 por 15 países. Paralelamente a CEDEAO, otros bloques regionales han ido conformándose en África del Oeste. La UEMOA (Unión Económica y Monetaria de África del Oeste), que integra a Benín, Burkina Faso, Costa de Marfil, Guinea Bissau, Malí, Níger, Senegal y Togo.

Últimas noticias

Amigos de la fundación

Queremos ser 1 millón