Las mujeres de África reivindican que el liderazgo femenino es un fenómeno irreversible en todo el continente

Noticias

Las mujeres de África reivindican que el liderazgo femenino es un fenómeno irreversible en todo el continente

 

  • La diputada de la Asamblea Nacional de Senegal Ouleye Diaou reclama que las mujeres tengan un mayor protagonismo en los puestos de responsabilidad

  • Representantes de Túnez, Gambia, Mauritania  y Argelia destacan la importancia de la mujer como agente de desarrollo económico y piden más medidas para formalizar el trabajo que desempeñan y facilitar su acceso a fuentes de financiación

  • Cristina Tavío asegura que la incorporación de la mujer como agente de desarrollo es la inversión más productiva

Santa Cruz de Tenerife, 17 de mayo de 2016.  El liderazgo femenino en África es un fenómeno irreversible que  tendrá que reconocerse y desarrollarse en los puestos estratégicos en favor de un desarrollo justo y sostenible, manifestó esta mañana la parlamentaria de la Asamblea Nacional de Senegal Ouleye Diaou.

Durante la segunda jornada del I Encuentro de Parlamentarias Canarias-África que se celebra en el Parlamento de Canarias, Ouleye Diaou presentó su ponencia sobre Las mujeres como protagonistas clave del desarrollo justo y sostenible, en la que reivindicó el papel que juegan las mujeres en las movilizaciones, en las actividades en los barrios y defendió que tengan un mayor protagonismo en los puestos de responsabilidad de las diferentes entidades e instituciones, tanto en los partidos políticos como en los ministerios, parlamentos, en la judicatura, en los medios de comunicación, en las asociaciones y en las empresas públicas y privadas,

Ouleye Diaou señaló que la mujeres, que representan el 50% de la población africana, son las protagonistas del desarrollo justo y sostenible, cuyos desafíos, explicó, pasan por sobrepasar los obstáculos que genera el subdesarrollo, las deficiencias en alimentación, el desarrollo de la agricultura y la ganadería, así como el acceso a un sistema sanitario y educativo para todos.

Añadió que las mujeres cumplan un papel fundamental como proveedoras y clientes, ya que ocupan espacios estratégico en el desarrollo sostenible, lo que debería darles más responsabilidades en los órganos de gobierno y en las administraciones locales.

La parlamentaria Ouleye Diaou denunció la discriminación que sufre la mujer, que se traduce en violencia, menor acceso a la educación o los matrimonios precoces, así como las dificultades en lo que al acceso a puestos estratégicos  o a la propiedad de la tierra se refiere.

En este sentido, reivindicó que, lejos de un tratamiento especial a las mujeres, es necesario que se reconozcan sus capacidades y competencias.

Durante su intervención, la parlamentaria senegalesa se refirió al plan estratégico de su país, en el que se concede un papel importante a la mujer. Añadió que el 52% de la población senegalesa son mujeres y buena parte menores de 55 años, lo que hace que se contemplen dentro de un plan emergente, en el que se ha apostado por solventar los problemas de acceso al  crédito y a las microfinanciación.

Además, a largo plazo, la política de desarrollo sostenible contempla  transformaciones estructurales en agricultura, en la industria agroalimentaria, en la ganadería, así como en la economía social y solidaria.

El papel económico de las mujeres

Tras su ponencia, las mujeres parlamentarias iniciaron un diálogo sobre la necesidad de reforzar la participación de la mujer en el ámbito político y económico, como parte fundamental para garantizar el progreso de una sociedad. Este fue el tema central del tercer panel organizado en el marco del encuentro, bajo el título Experiencias de apoyo a las iniciativas de las mujeres en los Parlamentos Africanos.

Presentado y moderado por la vicepresidenta segunda del Parlamento de Canarias, Cristina Tavío, en el panel participaron parlamentarias de la Asamblea Popular Nacional de Argelia, la Asamblea de Representantes del Pueblo de Túnez, la Asamblea Nacional de Gambia y la Asamblea Nacional de Mauritania.

Durante su presentación, Cristina Tavío aseguró que el Parlamento de Canarias tiene muy claro que la mujer es un agente central de desarrollo, que representa ya el 40% de la fuerza laboral, si bien aún queda mucho por hacer para conseguir la plena paridad de género en muchos ámbitos de la vida laboral y social y política.

Cristina Tavío añadió “la igualdad de género debe ser un componente central en cualquier intento por solucionar un conflicto y aseguró que la incorporación de la mujer como agente de desarrollo es la inversión más productiva” que puede hacerse. La diputada canaria aludió, en este sentido, durante su intervención a que precisamente las mujeres africanas son las que más trabajan en el continente, de manera que si decidieran parar durante toda una semana, las economías de sus países se vendrían abajo.

Todas las ponentes incidieron en la necesidad de seguir trabajando para visibilizar el trabajo de la mujer y garantizar la paridad en el acceso a la formación, en la retribución salarial, en el acceso al crédito y en la ocupación de puestos directivos en entidades empresariales.

La representante del pueblo de Túnez explicó que la democracia no se puede concebir sin la participación de la mujer y destacó como claves el favorecer el empoderamiento de la mujer y su participación en los puestos de trabajo directivos.

Por su parte, la representante de la Asamblea Nacional de Gambia incidió en que “mientras las mujeres sean invisibles, los beneficios del desarrollo no pueden llegar” y destacó como uno de los grandes retos es el de formalizar el trabajo de las mujeres y facilitar su acceso a fuentes de financiación que les permitan desarrollar su idea de negocio. Recordó que la diferencia de género es un obstáculo en la concesión de créditos a las pymes, que en un 35 por ciento de los casos están lideradas por mujeres.

En el caso de Argelia, la representante de la Asamblea Nacional mencionó que el Gobierno y las instituciones de su país han puesto en marcha diversas políticas que han permitido dar pasos importantes en materia de paridad, con una cuota de representación parlamentaria destinada a mujeres y el desarrollo de iniciativas que favorecen el acceso de las mujeres emprendedoras a créditos, lo que ha permitido que la situación en Argelia se sitúe muy lejos de la que existe en otros países del hemisferio Sur.

Por su parte, la representante de la Asamblea de Mauritania concluyó con las intervenciones recordando a todas la necesidad de seguir sensibilizando en la lucha por la igualdad y continuar trabajando para promover la participación de la mujer en el ámbito político y económico.

Últimas noticias

Amigos de la fundación

Queremos ser 1 millón