Intervención de María Teresa Fernández de la Vega en la presentación del proyecto Ghana Wins!

Noticias

Intervención de María Teresa Fernández de la Vega en la presentación del proyecto Ghana Wins!

Accra, 8 de marzo de 2013

Señora Ministra de educación,
Señor presidente del Banco Santander, querido Emilio Botín,
Señora vicepresidenta de la Universidad de Nueva York,
Señor decano de la facultad de educación de la Universidad de Winneba,
Señora decana de la escuela de enfermería de la Universidad de Ghana,
Querida embajadora, Queridos patronos de la fundacion,
Autoridades,

Señoras y señores,

Muchas gracias a todas y a todos por venir. Gracias por querer compartir con la Fundación Mujeres por Africa este momento tan especial. Cumplido ya un año desde nuestro nacimiento, en febrero de 2012, hoy es el día de nuestra presentación publica en el continente africano. Estamos en Accra, en Ghana, es 8 de marzo, el Día Internacional de las Mujeres, y aquí nos encontramos con todos ustedes presentando uno de los proyectos más importantes y más ilusionantes de nuestra fundación.

Me siento afortunada por todo ello. Por estar en Accra, por estar en Ghana, un país que no solo fue uno de los primeros de África en alcanzar la independencia, que no solo es uno de los primeros países del mundo en crecimiento, que no solo cuenta con una envidiable estabilidad democrática, que no solo atesora una clase media cada vez mas amplia, sino que es un país que tiene como uno de sus principales valores a las mujeres.

Me siento afortunada por poder celebrar este 8 de marzo, este día tan importante para todas las mujeres del mundo, en compañía de las ghanesas. Mujeres valerosas, mujeres comprometidas, mujeres que desde su decisiva intervención en la independencia, hasta su elaboración del famoso Manifesto, que ya se ha convertido en un clásico del feminismo, han sabido aunar pensamiento y acción. Esa es la formula con la que todas siempre hemos avanzado, y esa es la formula con la que ellas han realizado un trabajo que ha contribuido de manera excepcional al avance y al progreso de Ghana.

Estamos aquí por ellas y estamos aquí trabajando con ellas, dando el pistoletazo de salida a un proyecto en el que queremos acompañarlas porque sabemos que merece la pena. Por todo ello me siento realmente emocionada.

Porque ese es el gran objetivo que nos hemos marcado en la fundacion que me honro en presidir. El de estar con las mujeres africanas, el de apoyarlas, y es que estamos convencidos de que apoyar a las mujeres es apoyar a Africa en su conjunto.

Es algo que aprendí en mi etapa como Vicepresidenta del Gobierno de España, cuando, a través de los encuentros de mujeres africanas y españolas, los encuentros de Mujeres por un Mundo Mejor, tuve la oportunidad de conocer mas en profundidad a las que hoy considero mis hermanas, a las africanas.

Las que, en el continente, gestionan el 90 por ciento de la economía, informal claro; las que producen, en algunos países, hasta un 80 por ciento de los alimentos; las que mantienen el 40 por ciento de las familias; las que obtienen el premio Nobel de la Paz, porque realmente trabajan por la paz. Las que cada día luchan con una constancia y un tesón infinitos por sacar adelante a su gente, pero también por conquistar espacios de libertad y autonomía cada vez mayores.

Y en todos estos campos quiere trabajar con ellas la Fundación Mujeres por Africa. Lo estamos haciendo en el ámbito de la salud combatiendo la fístula obstétrica -el próximo mes abriremos nuestra unidad de fístula en un hospital de Monrovia. Lo estamos haciendo en el área de desarrollo económico, con un proyecto llamado Mujeres al volante que creara cooperativas de mujeres taxistas, empezando por Sierra Leona. Lo estamos haciendo en el campo de la educación, y ahí tenemos a nuestras pequeñas estudiantes de primaria y secundaria en Burkina Faso y Malawi.

Son todos proyectos importantes, pero la verdad es que pocos aúnan como el que hoy nos trae aquí, como el proyecto Ghana Wins!, el esfuerzo en las tres áreas que Constituyen la espina dorsal del progreso de toda sociedad: tres ejes de la vida de todos los ciudadanos, y especialmente de las mujeres, la salud, la educación, el liderazgo social.

Porque la salud es la primera condición del bienestar de nuestras sociedades. Es el derecho a la vida, aquello sobre lo que descansa todo. Y vamos a formar a un magnifico grupo de enfermeras para que gestionen y dirijan hospitales, contribuyendo a fortalecer la infraestructura sanitaria ghanesa.

Porque la participación en igualdad, la articulación del tejido social, saber interpretar el sentir de la ciudadanía y hacerlo llegar a las instituciones son garantía de convivencia justa y estable. Y ahí está nuestro programa de formación para mujeres líderes que incrementara sus capacidades y las ayudará a servir mejor a su gente.

Porque la educación es el motor que impulsa el progreso, porque no hay futuro posible sin el conocimiento que proporciona la educación, pero también, y sobre todo para las mujeres, sin los recursos, sin los instrumentos, sin las armas de libertad, las mas pacificas que puedan existir, que solo hace posible la educación.

Y vamos a Convertir en formadoras de formadoras, en difusoras de las mejores practicas para la mejor educación, para la educación en igualdad, a un magnifico grupo de mujeres. Hace falta. Estamos lejos de los hombres en número de profesores.

Y quiero poner en valor y agradecer, en este punto, el buen criterio con el que un patrono de la Fundación Mujeres por Africa, Emilio Botín, presidente del Banco Santander, uno de los primeros bancos del mundo, ha elegido el ámbito de la educación como principal campo de colaboración con la sociedad. Porque sin duda ha sabido entender que no hay mayor inversión social que la que aporta la educación.

Muchas gracias, querido Presidente, porque gracias a esa apuesta que se llama Santander Universidades y a la experiencia que con ella habéis alcanzado, y que habéis querido poner al servicio del proyecto Ghana Wins! contamos para llevarlo a cabo con tres magnificas universidades, las de Ghana, Winneba y Nueva York que nos aseguran la excelencia. Gracias a las tres por poner vuestro tesoro de conocimiento, saber y experiencia al servicio de este proyecto.

Quiero agradecer igualmente su presencia en este acto, que es fiel reflejo de su apoyo incondicional a Mujeres por Africa, a dos patronos que han venido desde muy lejos para estar hoy aquí, Leila Bouamatou y Miguel Angel Moratinos. Muchas gracias, queridos amigos.

Señoras y señores,

Una vez leí en una entrevista a la gran escritora ghanesa Ama Ata Aidoo, que sus primeras lecciones de feminismo las recibió de las mujeres que la rodeaban, de las mujeres africanas. Yo la creí a pies juntillas. Y desde entonces he podido comprobar por mi misma que es verdad, que aquí, en Ghana, las mujeres dan lecciones de dignidad, de conciencia, de compromiso, de lucha por la libertad y la igualdad. Y todo eso es sin duda una gran lección de feminismo.

La Fundación Mujeres por Africa y yo misma hemos venido a Ghana a aprender esa gran lección, a aprender de y con las mujeres ghanesas, a recorrer de su mano el camino que todavía nos queda, y nos queda a todas en todos los continentes, para alcanzar el pleno estatuto de ciudadanía, la plena igualdad de derechos y oportunidades.

Es cierto que nosotras lo queremos y nos esforzamos por ello, pero no es menos cierto que el mundo lo necesita, porque ya no puede permitirse por mas tiempo prescindir del talento, de la capacidad, de la energía de la mitad de la población. 

Ghana es un gran ejemplo de lo que se consigue cuando las mujeres obtienen la voz y la palabra, cuando las mujeres empiezan a contar y a aportar. Queremos estar con ellas y apoyarlas para que ese gran ejemplo que ellas constituyen se vea en su país, en África, en España y en todo el mundo.
Muchas gracias

Últimas noticias

Amigos de la fundación

Queremos ser 1 millón